• Contact
  • Connexion

Nicaragua

La negociación : tretas de Ortega y viveza de banqueros

La negociación que inicia este miércoles fue amarrada por los banqueros, Daniel Ortega y la oculta mirada del gobierno USA. Como todo el mundo lo sabe.

Los dueños del capital financiero, no preguntaron nada a nadie. De manera autocrática, designaron luego a sus negociadores. Pusieron como principales responsables a conocidos altos funcionarios suyos y a uno que otro ciudadano(a) respetable como Carlos Tünnermann. Luego pusieron en marcha el conocido vehículo usado que habían improvisado, sin éxito, los Obispos y sin más le pusieron la misma placa a la cosa : Alianza Cívica.

Los banqueros, como declarara a El País el experimentado banquero español Francisco González del BBVA : “(…) entendí muy rápido que un banquero no puede tener amigos”. Los nuestros aquí, no consultaron ni tomaron en cuenta a nadie más. O lo que es lo mismo, nadie más ha designado, ni nombrado, ni elegido a la junta negociadora orientada por los banqueros.

Del otro lado Daniel hará lo mismo, nombrará de dedo a sus representantes. Entendido queda, desde luego, que sus equipos dialogarán, discutirán, concertarán y quienes decidirán serán Daniel y los banqueros. Nadie más.

Decenas de organismos sociales y políticos reagrupados en la Unidad Azul y Blanco (UNAB) y en la Articulación de Movimientos Sociales se quedaron atónitos, “con las chibolas peladas” escuchando los anuncios de Daniel y sus banqueros, digo “sus” banqueros, porque con ellos cogobernó durante once años.

Los ciudadanos y algunos obispos, que saben que a banqueros y dictadores, más allá de las ganancias, nunca les interesó la democracia, los derechos humanos, la corrupción y el autoritarismo del régimen, se preguntan de manera legítima qué pasará ahora con las demandas populares, con los objetivos de la lucha, con la patria dolida y la sangre santa de los mártires.

Aparentemente los organizadores de la negociación tienen todo bajo control. Equipos estructurados, asesores, financiamiento, expertos locales e internacionales, testigos, garantes potenciales y la benevolencia de una parte de la comunidad internacional. Pero este control por ahora sólo lo es en apariencia.

Ellos podrán sentarse, hablar, negociar y luego acordar lo que quieran, pero mientras todos los presos políticos no estén libres en sus casas, mientras no sean restablecidos a lo inmediato todos los derechos humanos, ciudadanos y políticos ; mientras no regresen los refugiados y perseguidos ; mientras no cese la represión ; todo lo que acuerden en la mesa y en el entorno de las negociaciones sin cumplir antes con las demandas populares, estará condenado al fracaso. Así sean magistraturas a partir de abril, -algunos incluso ya hablan como magistrados- , listados potenciales de futuras candidaturas, diputaciones, futuros cargos gubernamentales, devolución de franquicias electorales, exoneraciones, nuevas medidas fiscales, políticas económicas renovadas de “populismo responsable”, cualquier cosa que se acuerde, si no cumple las demandas de los sublevados azul y blanco, volverá los acuerdos insostenibles y fracasados.

Adicionalmente se pretenderá que en aras de “La Paz”, todos nos callemos. Que “no fomentemos la división”, que no discrepemos, que no seamos “extremistas” y nos sentemos unidos, confiados y disciplinados, a esperar los resultados. No tardarán en decirnos que las negociaciones son complicadas, que no hay que comprometerlas, que no se puede informar todo, que los presos no pueden salir al mismo tiempo, qué hay que ir por partes, que el desarme de los paramilitares debe ser más adelante, que la crisis económico financiera es lo prioritario, que la justicia por los muertos tiene que esperar, que las reformas electorales sugeridas por la OEA, son buenísimas, que aunque no guste, es posible que el comandante sekeda hasta el 2021 ; que tenemos que ser prácticos, realistas ; que la política es el arte de lo posible, que ellos proponen pero no pueden imponer, etc.

De este lado sabemos que sólo el pueblo salva al pueblo. Que sólo su lucha puede mover la correlación de fuerzas en su favor. Que aquí solo el pueblo pone los muertos, los perseguidos y refugiados, los desempleados, los hambrientos, los presos, los torturados, y las víctimas de la represión. Que no tenemos derecho a quedarnos sentados y esperar. Que a partir del miércoles hay que exigir con más fuerza que se cumplan las demandas populares, que los derechos de los nicaragüenses No son negociables, y debe ser así, porque queremos cambios verdaderos : Democracia, Justicia y Paz, firmes y duraderas, objetivos principales de nuestra estrategia.

No se trata de prejuicios, de pesimismos, de descalificar, ni de poner en entredicho la buena voluntad de los negociadores. De lo que se trata, es de reconocer que hay condicionantes para la Paz en la Nicaragua de hoy, condiciones de posibilidad, que tienen que ser respetadas y que los diversos sectores y organizaciones populares ya han señalado de manera unánime. Todos afirman que el problema de Nicaragua es político. Por ello precisamente es condición indispensable, para alcanzar acuerdos durables, para que haya posibilidad de acordar una paz sostenible, que el pueblo, sus presos, sus periodistas, sus víctimas, sus voceros y sus organizaciones, sean los protagonistas privilegiados de la negociación, que sean respetuosamente escuchados, informados, consultados, y sin duda muchísimo más que la voz de los banqueros.

En las condiciones actuales es impostergable, como condición necesaria para lograr los acuerdos deseados, la plena libertad de expresión, el restablecimiento inmediato de los medios de comunicación independientes, y el derecho a la movilización. La calle dará las medidas de las posibilidades de la agenda popular en la negociación. Daniel lo sabe y procurará a toda costa evitarlo.

De otra manera podrá haber un nuevo arreglo de cúpulas, fanfarrias, elecciones anticipadas o no, pero serían acuerdos enclenques, que sólo servirían de ante-sala para el retorno de un pasado que nadie desea y con un Daniel que una vez más se habría salido con las suyas.


Les opinions exprimées et les arguments avancés dans cet article demeurent l'entière responsabilité de l'auteur-e et ne reflètent pas nécessairement ceux du CETRI.

Lire aussi ...

Sur l'Amérique latine et le Nicaragua
Sur l’Amérique latine et le Nicaragua
Bernard Duterme 24-01-19
Nicaragua : fin de régime ?
Nicaragua : fin de régime ?
Bernard Duterme 13-11-18
Dérive répressive au Nicaragua
Dérive répressive au Nicaragua
Bernard Duterme 26-09-18
Nicaragua : la nature du régime (JT RTBF)
Nicaragua : la nature du régime (JT RTBF)
Bernard Duterme, Nicolas Gillard 14-09-18
Nicaragua : les étudiants, fers de lance de la contestation
Nicaragua : les étudiants, fers de lance de la contestation
Bernard Duterme, Wahoub Fayoumi 13-09-18
Nicaragua : victoire d'Ortega ?
Nicaragua : victoire d’Ortega ?
Bernard Duterme 11-09-18
Le Nicaragua s'enfonce dans la crise
Le Nicaragua s’enfonce dans la crise
Bernard Duterme, Samuel Grimonprez 03-09-18